Equitación:

La equitación es el arte de mantener la comunicación y la precisión con el caballo para conformar un binomio. Dentro de sus beneficios se destacan:

El fortalecimiento de los músculos de la espalda, piernas, abdomen y glúteos.
Mejora el equilibrio y coordinación.
Mejora el sistema cardiovascular, fortaleciendo el corazón.
Mejora la postura del cuerpo.
Mejora la capacidad respiratoria.
Mejora la autoestima.
Permite superar miedos.
Mejora la concentración.

Practicar la equitación como deporte, no es lo mismo que salir de paseo a caballo, ya que la equitación incluye un esfuerzo físico y cooperativo de parte del caballo y el jinete.

Se desarrolla la capacidad de comunicarse con el caballo por medio de un lenguaje corporal y kinestésico.


Tenis:

Incluimos el tenis dentro de nuestras clases extracurriculares porque favorece el fortalecimiento físico y contribuye a la formación del carácter y la personalidad de los niños.

La práctica del tenis ayuda a los chicos a eѕtar máѕ ѕаnos y fuertes, los conνierte en рersonas más optimistas y aumenta su seguridad y autoeѕtima. Тambién deѕarrolla el penѕamientо táсtico y estratégico al propiciar la toma de decisіones rápidas ante las situaciones cambiantes del juego.

Por sus beneficios físicos y psicológicos, este es un deporte ideal para los niños a partir de los 4 años.