La equitación es el arte de mantener la comunicación y la precisión con el caballo para conformar un binomio. Dentro de sus beneficios se destacan:

El fortalecimiento de los músculos de la espalda, piernas, abdomen y glúteos.
Mejora el equilibrio y coordinación.
Mejora el sistema cardiovascular, fortaleciendo el corazón.
Mejora la postura del cuerpo.
Mejora la capacidad respiratoria.
Mejora la autoestima.
Permite superar miedos.
Mejora la concentración.

Practicar la equitación como deporte, no es lo mismo que salir de paseo a caballo, ya que la equitación incluye un esfuerzo físico y cooperativo de parte del caballo y el jinete.

Se desarrolla la capacidad de comunicarse con el caballo por medio de un lenguaje corporal y kinestésico.

Más extracurriculares...